domingo, 23 de julio de 2017

El renacer de un deporte indígena


Cuando lo colonos europeos pisaron tierras del norte de América, aprendieron muchas cosas de los indígenas que allí vivían. Diferentes formas de cocinar, de comunicarse, nuevas formas de transporte, cultivos… y por supuesto también aprendieron diferentes formas de juegos y deportes. Uno de estos juegos que allí aprendieron fue algo muy similar al lacrosse de hoy. Un deporte indígena, el más antiguo de Norteamérica, que hoy en día está viviendo un nuevo auge.

El lacrosse ya se practicaba en el año 1100 y era también una herramienta diplomática y política entre los pueblos indígenas. Los equipos llegaban a tener entre 100 y 1.000 jugadores que disputaban partidos en ocasiones en campos de kilómetros y kilómetros cuadrados. Estos juegos eran verdaderos rituales, donde se fortalecían los lazos tribales o se resolvían posibles disputas. Existen 29 equipos y los iroqueses, creadores del juego y únicos que compiten a nivel internacional, tienen los mejores jugadores y equipos.

Pueblo de los iroqueses jugando al lacrosse.
El lacrosse se juga con unos largos palo que tienen una red en un extremo. Estos palos y sus redes son utilizados para recoger, llevar, pasar y marcar la pelota en unos arcos a modo de portería. Tradicionalmente las bolas con las que se juagaban eran de madera o gamuza rellenas de cabello, pero actualmente son de caucho. Además, los equipos están formados únicamente por 10 jugadores.
Puede parecer un deporte extraño pero seguro que es más divertido de lo que aparenta. Además, por extraño que parezca también tenemos equipos en España y por supuesto en Salamanca. Os dejo el enlace de su Facebook donde podres encontrar información. Estoy seguro que estarán encartando de que os paséis un día por uno de sus entrenamientos para conocer más de cerca este bonito deporte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario